Bienvenidos

Bienvenidos a este blog para Técnicos Especialistas en Laboratorio de Diagnóstico Clínico, poco a poco se ira explicando el temario de los distintos módulos que componen el Ciclo de Grado Superior de Técnico Especialista en Laboratorio de Diagnóstico Clínico (TEL), tales como Microbiología, Hematología o Bioquímica.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

LA INFLAMACIÓN

         Cuando se produce una invasión de agentes patógenos actúan los fagocitos, los cuales ingieren y destruyen a los agentes patógenos. Las células fagocitarias son: neutrófilos (están en la corriente sanguínea), macrófagos, histiocitos, células emigrantes (monocitos), que se encuentran en el sistema linfático y en la corriente sanguínea. En el proceso de fagocitosis el metabolismo es anaerobio y hay un descenso del pH. Los fagocitos intentan atrapar las células infectadas por el agente patógeno contra la pared de un vaso o un coágulo de fibrina. Los tejidos reaccionan frente a la infección con una respuesta inflamatoria cuyos síntomas son: dolor, calor, enrojecimiento e hinchazón de la zona infectada. El proceso inflamatorio se produce de la siguiente forma:


         1º) Se dilatan los capilares y las arteriolas, aparece el enrojecimiento y aumenta el calos en la zona.

         2º) Se produce una exudación plasmática, que causa hinchazón en la zona infectada (edema).

         3º) Dentro de la zona inflamada aparece un coagulo de fibrina en cuyo interior normalmente se encuentra el agente patógeno.

         La histamina es un factor implicado en la respuesta inflamatoria, ya que es liberada por las células dañadas por el agente patógeno e inicia el proceso inflamatorio aumenta la permeabilidad de los capilares de la zona afectada. La utilización de antihistamínicos puede reducir los efectos dolorosos  de una reacción alérgica o inflamatoria pero también puede contrarrestar algunos de los efectos beneficiosos. La inflamación puede llegar a causar daño en el huésped.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada